Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

domingo, 20 de febrero de 2011

Operación Triunfo.

1O años de música, de ilusión, de nervios, de sonrisas.
Los que me conoceis, todos sabeis que para mí OT no es sólo un concurso más. Que es quien me hizo conocerle a él. A la mejor voz que mis oidos han tenido el placer de escuchar. A día de hoy, no me imagino mi vida sin David Bustamante formando parte de ella. Con él aprendí lo que significa la palabra fan. Aprendí que 7 horas tirada en la calle merecen la pena si la recompensa es verle actuar en directo. Aprendí también que una sola persona puede dirigir la banda sonora de tu vida, que no necesitas variedad de estilos. Aprendí que las personas que realmente te quieren son capaces de aguantar tus momentos de euforia el día anterior a un concierto, e incluso son capaces de acompañarte y cantar más fuerte que tú. Aprendí miles de cosas con él. Pero sobre todo, aprendí que se puede sentir admiración por una persona que ni siquiera te conoce.

Y por todo esto, cada año, cuando anunciaban el comienzo de una nueva edición, sentía la necesidad de verla. De volver a experimentar gala a gala lo mismo que ese 22 de ocutubre de 2001, cuando lo vi por primera vez. Sabía que nada era comparable a él, que podía sentir algo parecido, pero nunca algo superior, ni siquiera igual. Aún así, me enganché a cada edición prometiéndome a mí misma que sería la última. Pero nunca lo conseguí.

Guille Martín, Fran Dieli, Leo Segarra, Manu Castellano, Pablo López, Reke, Jon Allende, Mario Álvarez... son sólo algunos de los nombres de los muchos que han formado parte de mi vida durante estos años. Algunos los viví con más intensidad que otros. Y, aunque ahora formen parte del pasado, no puedo evitar esbozar una sonrisa cuando los veo o alguien los menciona.

No podría terminar esta entrada sin hacer referencia al más reciente: Josh. Quizá sea porque han pasado dos años desde la última edición, pero siento que es diferente a los demás. Me enganché a él, no al programa. Eso lo tengo claro. Porque hasta el 8 de enero que lo vi en los castings, tenía claro que no pensaba darle más audiciencia a Telecinco. Pero me llamó la atención y tenía que verlo. Me da pena que se acabe, no por ellos, sino por perder el poco contacto que tengo con él. Siento que no lo he disfrutado todo lo que me hubiera gustado. Pero así es la tele, y así es telecinco: un circo en el que mueven a las personas a su antojo. Sólo espero que su carrera no acabe aquí, que no pase al olvido al igual que muchos otros y que pueda seguir disfrutando de su voz de alien mucho tiempo más. Además, gracias a él he conocido a unas pulguitas maravillosas. Aunque me hubiera gustado tener más relación con todas, las que más me han calado han sido dos: Ali y Raquel :)
Espero que esta noche sea el comienzo de un gran recorrido... juntos.


Adiós OT. Y gracias por terminar con el mejor invitado que podríais haber llevado: David. Con él empecé esta aventura con a penas 8 años, y con casi 18 la acabo de la misma manera, escuchando su voz. Gracias por habermelo dado a conocer.
Hasta siempre.

3 comentarios:

  1. Tía, Chapó.
    David Bustamante es el orgullo de OT, sin duda.
    :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias a él conozco a gente tan increíble como tú. Pienso que deberíamos hablar muuuuuuuucho más :)

    ResponderEliminar
  3. Sí tía... siempre decimos lo mismo pero nunca encontramos tiempo para hablar! Me gustaría mucho mucho conocerte mejor :) Nos parecemos mucho, y seguro que congeniaríamos geniaal ^^

    Lo que pude llorar con el "Mi música es tu voz"! El Segura volvió a tener agua! Jajaja Me encantó que él cantara la última canción de la historia de OT :)

    ResponderEliminar