Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

sábado, 12 de febrero de 2011

FM9.

Oír su nombre me hace sonreír. Ver a niños que aun llevan camisetas con su nombre podría alegrarme el día más negro. Porque es como si de alguna manera él formara parte de mi vida, es un pedacito de mí... ¿Alguna vez habéis vivido un sentimiento que no sabéis ni podéis explicar? Yo sí, y es éste. No sé cómo empezó, ni por qué, ni cuándo. Parece una tontería, ¿verdad? Pues para mí no lo es.



Esta es la sonrisa que sigo buscando en cada partido, y (tocando madera) es probable que el día 20 la vea en mi ciudad. Volviendo a disfrutar un partido de fútbol como hace mucho que no lo hago. Él es la verdadera razón por la que me gusta este deporte. Desde que tengo recuerdos propios, he sentido una alegría inexplicable al verle pisar un terreno de juego. Y todos aquellos que me conocen lo saben. Ahora, sólo me queda cruzar los dedos y pedirle a Dios que este sueño que llevo persiguiendo tantos años se haga realidad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario