Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

lunes, 14 de febrero de 2011

14 de febrero. Ese día que de pequeña marcaba en mi agenda y mi calendario con un gran corazón rojo. Hace tiempo que dejé de hacerlo. No es que no me guste el amor, ni mucho menos; lo que pasa es que me cansé de esperar que pasara algo especial y terminar el día tan sola como lo empecé.
Sin embargo, aunque este año tampoco haya pasado nada especial, creo que es el primer San Valentín de mi vida en el que estoy enamorada. Enamorada de verdad, quiero decir. Y lo digo convencida, con mucha certeza. Hoy he dicho el primer te quiero con la mirada de mis 17 años. Él no se ha dado ni cuenta, como es lógico. Dicen que cuando estás enamorada no tienes ganas de hacer nada, pero yo no lo veo así. A mí me da energía para querer despertarme todos los días a las 7 de la mañana, me da ganas de vivir, de hacer cosas. Pero sobre todo, lo que más me apetece es estar a su lado. Quizá dentro de unos meses lea todo esto y me ría al darme cuenta de lo equivocada que estaba, pero también cabe la posibilidad de que al leerlo me salga una sonrisa de oreja a oreja al comprobar que lo conseguí. No puedo estar segura. Lo único que puedo hacer es esperar, esperar a que el tiempo se encargue de escribir nuestra propia historia. Pero, eso sí, saboreando cada página.

1 comentario:

  1. Exacto! Saborea todas y cada una de las páginas como si no hubiera más! porque vivir intensamente es lo más bonito que hay, y encontrar motivos para hacerlo y además, sonreír con ello... más todavía.
    Sé feliz pequeña! :)
    Un besito!

    ResponderEliminar