Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

jueves, 7 de junio de 2012

Lunes, 4 de junio del 2012.

Hoy te digo adiós. Con todo el dolor de mi corazón, pero te digo adiós. No hasta pronto, sino adiós. Adiós para siempre. Ambos sabemos que es lo mejor, que es la única manera de no seguir haciéndonos daño. No me guardes rencor por esto, por favor. Sabes tanto como yo que esto lleva muerto demasiado tiempo, y que este momento tenía que llegar.

No creas que para mí es fácil ver por una ventana cómo poco a poco tu figura se va haciendo más pequeña. He tenido que agarrarme al asiento para frenar el impulso de gritarle al conductor que pare el tren, que yo me quedo aquí, contigo. 

Pero a veces, hay que escuchar a la razón antes que al corazón.

Espero que algún día puedas perdonarme. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario