Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

miércoles, 6 de junio de 2012

Hoy hace sol, pero mi cielo está nublado.

No sé si será porque en tres horas y media tengo un examen, vete tú a saber. Quizá influya el hecho de que llevo la misma camiseta que el día que fui a ver a Ángel Martín. O tal vez sea porque mi mejor amiga se encuentra a 500 kilómetros de distancia.  O porque últimamente no tengo a nadie con quien poder pensar en voz alta. Quién sabe. También puede ser porque acabo de salir de la ducha y he escuchado Mío. Ducha y Mío no son buena combinación cuando estás nostálgica -o lo que sea que esté-. Aunque pensándolo mejor... puede que sea porque no paro de explicarle a mi cerebro la diferencia entre recurso de inconstitucionalidad, cuestión de inconstitucionalidad y recurso de amparo. ¿A que está clarísima? Pues nada, él se empeña en mezclar. No, nada de eso. La culpa la tiene Murcia, porque aquí hace fresquito, pero en cuanto me baje del autobús me voy a morir de calor. Y odio el calor. Me gusta el verano por las vacaciones y porque tengo más tiempo para mí, pero no por el calor. Genial, acabo de recordar que este verano voy a tener que estudiar. Ser abogada ya puede ser la profesión más emocionante del mundo, porque si no...

Antes de salir cogeré las gafas de sol. Y el paraguas, por lo que pueda pasar...



1 comentario: