Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

lunes, 11 de julio de 2011

dejar el pasado atrás...

Echar la vista atrás es bueno, a veces.
Y eso es lo que he hecho yo. Ponerme a pensar en todo lo vivido en mis casi 18 años. Y he llegado a la conclusión se que no me arrepiento de nada. Cada segundo, cada decisión tomada me ha llevado hasta lo que soy a día de hoy, y no podría estar más orgullosa de mí misma. Es cierto que siempre queda una pequeña duda, algún que otro ¿y si...?, pero si no pasó, fue porque no tenía que pasar. Nada fue en vano, cada una de mis sonrisas fue sincera y cada lágrima, un pequeño paso atrás para coger carrerilla. Ahora sólo me apetece mirar hacia adelante, con la certeza de que hasta hoy lo he hecho lo mejor posible, de la mejor manera que he sabido. Enfrentandome a mis miedos, esquivando algún que otro. Quizá haya perdido a gente por el camino, pero... ¿a quién le importa? Si desaparecieron de mi vida, no serían tan importantes. Gracias a los golpes que me he dado con otros, hoy tengo junto a mí a las personas que más quiero, a los que van tirando de mí día a día, los que intentan que no caiga y en el peor de los casos me hacen de airbag. Porque sí, afirmo con la cabeza bien alta que soy quien quiero ser.




1 comentario:

  1. La vida nos va transformando poco a poco, y aunque en ocasiones nos sentamos perdidos encontramos un punto de equilibrio en el que te das cuenta de quién eres, qué haces, qué quieres, y todo lo que eso conlleva. No arrepentirse de nada, lo mejor que podrías decir. Eres feliz con lo que tienes, lo que eres y lo que haces. Sigue así. Un beso :))

    ResponderEliminar