Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

lunes, 26 de septiembre de 2011

Recuperar las ganas locas.

Volver a ilusionarme con alguien hasta el punto de no querer que nadie se entere, que sea un secreto entre los dos, por el momento. Que cuando hable con él no se me quite la sonrisa de la cara, y que mis ojos brillen tanto que la luz del Sol sea innecesaria. Sentir otra vez ese cosquilleo de que es posible, y hacer todo lo que esté en mi mano para conseguirlo. No ponerle escudos a mi corazón, dejar que se mueva a sus anchas y que sienta al máximo. Quedarme hipnotizada en sus ojos y saber que en ese preciso momento, nuestros corazón laten al unísono.
Tener algo por lo que despertarme con una sonrisa de oreja a oreja todos los días, y que en el transcurro del día no se agote, que me dure hasta la hora de dormir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario