Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

jueves, 2 de junio de 2011

Todo, absolutamente todo lo que nos ocurre en la vida tiene un porqué. Quizás tardes años en saberlo, pero al final descubres que nada fue un error, y que si la vida nos quita algo es para darnos otra cosa mucho mejor. Que si tenemos que esperar por una persona, es porque realmente merece la pena, y que si finalmente todo queda en nada, alguien mejor aparecerá. No te desesperes. Vive tranquilo, tomando tus propias decisiones, sin arrepentirte de nada. Todos tenemos nuestro final feliz, y acaba llegando. No sé ni cuándo ni cómo será. Y es mejor así, porque si lo supieramos, nos precipitaríamos demasiado y podríamos tirarlo todo a la mierda. Nuestra vida es perfecta así, sin saber qué será de nosotros mañana, para poder disfrutar más el hoy.
Porque yo tampoco sé vivir... estoy improvisando.

1 comentario:

  1. Me encanta esta entrada; yo también pienso que todo tiene un porqué, y lo mejor de todo es que cuando pasa el tiempo a veces encontramos esa respuesta y decimos...joder, fue por esto. Me está gustando mucho tu blog, voy a seguir curioseando. Un abrazo, espero que te pases por el mío.
    Mua

    ResponderEliminar