Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

lunes, 27 de junio de 2011

algo así. como tú

No me preguntes por qué, ni cómo, ni cuándo. Lo único que sé es que un día empecé a verte diferente. Empecé a ver un brillo especial en tu mirada que me hizo darme cuenta de que algo estaba cambiando entre nosotros, por lo menos por mi parte hacia ti. Intenté ocultarlo, negarlo de todas las maneras posibles. ¿A cuento de qué iba a enamorarme yo de ti ahora, después de tanto tiempo de amistad? No tenía ni pies ni cabeza, pero así es el amor. Espera para hacer que caigas rendida ante la persona que menos imaginabas. No quería, no podía. Todo debía ser producto de mi imaginación. Pero no fue así. Dicen que lo que buscamos lo tenemos tan tan cerca, que nos cuesta demasiado darnos cuenta. Pues bien, ya lo he aceptado. Me he enamorado de ti, de tus ojos, de tu sonrisa, de tu manera de meterte conmigo, de la arruga que se te forma el entrecejo cuando no entiendes algo, de tu voz por teléfono, de que me tires el humo del tabaco a la cara a pesar de rogarte que no lo hagas, de cómo me miras cuando digo tonterías, de que siempre tardes siglos en contestarme los sms, de tus manías, de que me piques cuando estamos jugando y vamos en equipos contrarios, de cómo te enfadas cuando te gano a lo que sea, de tu manera de pronunciar mi nombre, de esa sonrisa que pones al verme, de que nunca te despidas como a mí me gusta,  de que a pesar de todo sigas llevandolo con toda la naturalidad posible... ¿Qué quieres que le haga?  
Me enamoré de ti...

No hay comentarios:

Publicar un comentario