Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

jueves, 16 de diciembre de 2010

Me miras, te miro. Sonrío incoscientemente. ¿Qué me has hecho? No puedo reprimir las ganas que tengo de verte a diario, de compartir contigo aunque sean 15 minutos de mi tiempo libre. Intento esconder esto, pero, ya no puedo engañarme más a mí misma. Aquí hay algo, y lo sé. Y seguro que tú también te has dado cuenta. Quizás seas tú la persona que llevo buscando tanto tiempo, sólo que ahora no es el momento. Afortunadamente creo en los milagros. Hoy es un no rotundo, pero quizás dentro de unos meses... A lo mejor simplemente tienes que abrir un poco más los ojos. Que te estás desviando. Que la estás buscando por el camino equivocado.
Sé lo que sientes, de verdad. Te entiendo mejor que muchas otras personas. Y precisamente por eso te digo que lo dejes pasar. Que te des cuenta de que hay vida más allá de ella. Que puede ser que lo que te espera en el futuro lo tengas delante todos los días. Sí, me gusta pensar que tu futuro soy yo. Porque, sinceramente, cuando pienso en el mío... sólo te veo a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario