Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

sábado, 25 de diciembre de 2010

Dulce locura.

¿Quién dice que las obsesiones no son buenas? Sí, estoy obsesionada con él. Pero cada vez que lo veo, siento una felicidad incalculable. Sé que no le conozco, y probablemente nunca lo haré, pero me conformo con ver su sonrisa de vez en cuando, aunque ni siquiera me la dedique a mí . Y con saber que, por unos instantes, se fija en mí. Llámame loca si quieres, pero esta dulce locura hace que por un pequeño periodo de tiempo sólo le tenga a él en mente, y así, logro olvidarme de lo malo.
No me canso de ilusionarme cada vez que nuestros ojos se encuentran. Seguiré buscándote por cada rincón de esta pequeña ciudad hasta que me canse de ti... y créeme que será dentro de mucho, porque ni yo misma me explico cómo se puede sentir algo tan fuerte por un desconocido.

1 comentario:

  1. no sabes como te entiendo, pequeña ;)
    Me gusta un monton monton monton como escribes, que lo sepas! :)
    A ver si hablamos mass!
    Un besito guapetona :) por cierto, voy a mandarte al mail (msn) una foto que no sé si habrás visto... pero te encantará jaja!
    muaaaa!

    ResponderEliminar