Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

lunes, 9 de abril de 2012

 

 

Quizás simplemente se trate de estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado.
 
Nos pasamos la vida esperando a que nuestros sueños ideales se conviertan en realidad, sin darnos cuenta de que quizá nunca lleguen. Que desear una cosa con todas tus fuerzas no es suficiente para que se cumpla. Que si tiene que ocurrir, ocurrirá. Pero no cuando tú quieras, sino cuando tenga que ocurrir.
 
Tal vez, a veces, sólo sea necesario dejar de esperarlo para que ocurra...

1 comentario:

  1. Esperar... ¡o actuar!

    Y si, estoy por tercero! Soy la última promoción de mi facultad que le piyó el plan del 2002... Tu estás por Bolonia, ¿no?

    Un beso!

    ResponderEliminar