Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

domingo, 18 de diciembre de 2011

Y es que aquí dentro... se está tan bien.

El mundo gira. Gira mucho y demasiado deprisa. Y yo me mareo. No consigo seguirle el ritmo a la vida. Lo que ayer lo veías cristalino como el mar, hoy se torna oscuro y peligroso.
Estaba decicida a volver a salir ahí afuera, y encontrar lo que llevo buscando tanto tiempo. Pero creo que me voy a quedar aquí dentro un poquito más. Hasta que me encuentre a mí. Porque, aunque me veo con fuerzas para intentarlo, ahora mismo hay demasiados caminos, demasiadas opciones, y no sé cuál coger. Quiero estar segura de cuál es la menos dolorosa, la del final feliz...
Aunque me cueste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario