Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

viernes, 8 de febrero de 2013

Lo confieso.

Busco tu mirada en cada calle, en cada rincón de la ciudad, en cada grupo de personas que veo. 
Pero no la encuentro. No encuentro otra mirada que se asemeje a la tuya. Y la tuya... sabe Dios dónde está cuando yo la busco.

Y esto es una locura, lo sé. Sé poco más que tu nombre; pero también sé que tu mirada me hipnotizó, y ya no hay manera de olvidarla. Y que nos volveremos a ver, eso no lo dudo. Pero no será cuándo yo quiera, ni dónde yo quiera. 

Dile a quien mueve los hilos, que quiero saber más de ti...

No hay comentarios:

Publicar un comentario