Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

lunes, 17 de diciembre de 2012

Si alguna vez mis ojos vuelven a recordarme al mar, que sea únicamente por el color, no por la humedad que haya en ellos.
Si alguna vez vuelvo a mirarte y a sentir mariposas en el estómago, que sea sólo para inmediatamente arrancármelas a puñados y echarlas bien lejos.
Si alguna vez vuelvo a creer en ti, que lo haga para reírme de mi absurda fe ciega.
Si alguna vez vuelvo a caer, que sea para levantarme con más fuerza.

Y que mi sonrisa no se borre ni un sólo instante de mi cara. Porque encontraré a quien haga que mis ojos se humedezcan con risas. Encontraré a quien me devuelva las mariposas, y estoy segura que serán más bonitas y más coloridas. Encontraré a alguien en quien confiar plenamente sin ningún tipo de dudas. Y, por supuesto, encontraré a quien caiga conmigo y me levante todas las veces que sea necesario. 


El tren pasa una vez...

No hay comentarios:

Publicar un comentario