Sígueme si quieres, pero recuerda que yo tampoco sé el camino...

Páginas vistas en total

domingo, 26 de septiembre de 2010

Querido desconocido

Me rindo. Sí, siempre he dicho que rendirse es de cobardes, que hay que luchar por lo que quieres sin tener miedo a perder, pero esto se ha acabado. He hecho todo lo posible, he estado contigo en tus peores momentos, en los mejores, hemos compartido sonrisas, tristezas y miles de momentos juntos. Pero ha llegado el momento de parar, de decir basta. Seguiré aquí siempre que me necesites, eso no lo dudes ni un segundo. Seguirás viendo esa sonrisa de tonta que se dibuja en mi cara cada vez que me miras, cada vez que me haces rabiar, pero en el fondo estaré pensando en la manera de olvidarme de todo esto.
No puedo seguir manteniendo la esperanza y saber que lo nuestro nunca cambiará.
Porque sé que esto no será lo último que te escriba, pero llegará el día en el que no volveré a dedicarte nada a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario